«Bye, bye, Barcelona»: la deriva de una ciudad hacia un turismo insostenible

No es el primero, pero probablemente si es de los que más revuelo han generado. “Bye, bye, Barcelona” es un documental que desde hace aproximadamente un mes se puede visionar gratuitamente en Youtube y que ha hecho que ardan las redes sociales con fervor en un intenso debate sobre la deriva del modelo turístico aparejado a Barcelona. La capital catalana se ha convertido en un par de décadas en uno de los destinos más importantes a nivel mundial, en un ascenso meteórico que ha está conllevando también una serie de impactos que cada vez más salen a flote. Como decía, “Bye, bye, Barcelona” no es el primero, ni probablemente será el último, pero lo que diferencia a este documental de todos los que han salido hasta ahora es que su objetivo es dar voz a los ciudadanos de Barcelona.

Bye, Bye, Barcelona

Ciudadanos de a pie como Eduardo Chibás, su autor, que cada día tiene que “sufrir” la avalancha de turistas, en este caso en torno a la Sagrada Familia, monumento junto al que vive. Sin contar los cientos de miles de turistas que no pagan la entrada y se quedan por fuera, hablamos del monumento más visitado de España, en un barrio que apenas cuenta con 30.000 residentes y sin ningún otro recurso turístico de relevancia. Porque ese es, precisamente, uno de los principales problemas de Barcelona como destino turístico. Tan sólo la Sagrada Familia, el Parque Güell y el Nou Camp atraen visitantes fuera de Ciutat Vella, el centro histórico de la ciudad, que engulle cientos de miles de turistas diarios. Hay quién compara ya desde hace años el fenómeno turístico que se está viviendo en Barcelona con el de otras grandes capitales europeas como Praga o Venecia, simples decorados turísticos al servicio del visitante en donde los espacios para el residente han sido colonizados.

El debate da para mucho y no es la primera vez que escribo sobre el tema, no en vano he vivido en Barcelona durante cuatro años, vuelvo con mucha frecuencia y es una circunstancia que me toca de cerca. Yo también viví en el centro y llegar del metro a mi casa fue en muchas ocasiones una carrera de obstáculos insufrible. En “Bye, bye, Barcelona” se aportan algunos datos actualizados que ya hablan por sí solos. Según datos de Turisme de Barcelona, en 2013 7.571.766 turistas se alojaron en sus hoteles. Un millón más que todos los habitantes del área metropolitana juntos y unas cinco veces más que los ciudadanos que residen en Barcelona ciudad. La capital catalana es la décima con mayor flujo turístico del mundo, la tercera más fotografiada en Google (por detrás de Nueva York y Roma) y su turismo genera unos beneficios de entre 18 y 22 millones de euros al día. Hay espacios, como la famosa Rambla de Barcelona, que directamente han dejado de ser parte intrínseca del día a día de la población local: 8 de cada 10 paseantes en la rambla son turistas.

No se trata de demonizar al turismo de raíz. Se trata de ser autocríticos y pensar si todo vale, con crisis o sin crisis. Hay otros modelos alternativos a este turismo de masas, en donde los impactos económicos, sociales y culturales se suceden y van a más. Apenas quedan negocios de toda la vida por el centro histórico, las franquicias y las tiendas de souvenirs lo copan todo. Para muestra, un botón: los souvenirs más vendido en Barcelona son los sombreros mejicanos, en un claro ejemplo de impacto cultural y de influencia de los estereotipos. Al mismo tiempo, son muchos los colectivos vecinales que desde hace años denuncian el mobbing inmobiliario y las presiones urbanísticas en las zonas clave del centro de la ciudad, primando la construcción de nuevos hoteles y echando a vecinos de toda la vida.

En fin, el tema como digo da para mucho. Lo mejor es, en este punto, ver el documental y que cada uno extraiga sus propias conclusiones:

Acerca de Javier Tejera

Formado en comunicación y turismo, desde hace varios años trabajo en la consultoría freelance ligado a proyectos que abogan por la sostenibilidad turística, especialmente en el segmento del turismo rural y el agroturismo. A principios de 2013 me he incorporado a Turinea como responsable del proyecto de Rutas turísticas y Paisajes sonoros, dando apoyo además en tareas de consultoría turística, comunicación y marketing online. También me puedes leer en www.ecotumismo.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.